Posteado por: antuche | octubre 21, 2008

La frontal más ligera

Las linternas frontales que he probado pesan mucho y por eso no las llevo para salidas de un día y al final acabo los descensos a oscuras.



Beatriz Enol pregunta:

Las linternas frontales que he probado pesan mucho y por eso no las llevo para salidas de un día y al final acabo los descensos a oscuras. ¿Qué me recomiendas?

Hola Beatriz, es evidente que no hay peor frontal que la que nunca se lleva. Tengo amigos que se ríen de nuestras frontales hiperligeras de diodos porque dicen que alumbran mucho menos que las suyas, pero curiosamente algunos de los que tienen tan potentes linternas acaban a oscuras (porque debido al peso y volumen no las echan siempre a la mochila).

La solución es bastante sencilla: en tu mochila de un día debes echar la frontal más pequeña y liviana que te encuentres, algo tan insignificante que nunca te den ganas de sacarla del macuto cuando estás en casa. La idea parece tonta, pero funciona: siempre tienes a mano una microfrontal para emergencias u olvidos y para un uso previsto -por ejemplo actividad con pernocta o ascensión invernal- llevas una más potente y duradera.

Como frontal de emergencia, lo mejorcito que he probado es la Ion de Black Diamond. Tiene dos diodos, una pequeña pila de 6 voltios, que alumbra durante 10-15 horas si no hace demasiado frío, y un increíble peso de 35 gramos. Su alcance real es aproximadamente la tercera parte de lo declarado por el fabricante -circunstancia aplicable a la mayoría de las frontales del mercado-, pero 5 metros es más que suficiente para salir de un apuro, tanto escalando como andando (si exceptuamos itinerarios peligrosos, claro). El precio es muy asequible: unos 18-20 euros.

Como segunda frontal o linterna habitual, la que más me convence de las que he probado es la nueva Tikka XP de Petzl, que a los tres niveles de bajo consumo y función parpadeante SOS, añade una luz de gran intensidad y alcance gracias a un led hiperbrillante de nueva generación. El indicador luminoso del estado de las pilas es bastante práctico para prever qué nivel de luminosidad tenemos que activar en función de las pilas restantes o para cambiarlas antes de salir de casa. Cuesta unos 50 euros. Gracias por tu consulta y que usted lo alumbre bien.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: