Posteado por: antuche | octubre 20, 2008

Membranas Alternativas

Hace ya más de 2 décadas de los materiales impermeables y transpirables supuso una verdadera revolución en el mundo de la vestimenta de montaña. Hasta entonces, los terribles plásticos que se usaban, si bien nos protegían de la lluvia y la nieve exterior, nos empapaban por dentro en nuestro sudor.

Hoy en día podemos elegir entre muchos modelos y marcas de membrana incorporadas en también muchos modelos de ropa y de calzado.

Vamos a hacer una pequeña comparación entre los más usados por la mayoría de montañeros: aquellos modelos de gama media y precio similar, con una excelente relación entre ligereza, resistencia y transpirabilidad, de excelente polivalencia.

Daremos también los datos de membranas de alta gama y alto precio usadas para el alpinismo más técnico. Sin embargo, obviaremos cualquier tipo de membrana de gama baja que se pueda encontrar en marcas de poco o ningún nombre y que sólo es útil si la prenda o el calzado no van a ser usados más que para dar paseos por la ciudad, siempre y cuando sean cortos.

Como veremos después, todas estas membranas son totalmente impermeables y totalmente cortavientos. Así que la diferencia entre ellas habrá que buscarla en la transpirabilidad.

Hay que hacer notar que la transpirabilidad de una chaqueta de 3 capas es aproximadamente un 30% menor que la de una prenda de 2 capas, y su peso y rigidez son superiores. Así pues, habrá que poner en la balanza que preferimos: si elegir 3 capas en una chaqueta técnica muy resistente y duradera, una coraza, con mayor peso, o bien una chaqueta más ligera, suave y polivalente, con mayor transpirabilidad, muy útil en la mayoría de ocasiones y actividades.

Sin embargo, a la hora de hablar del calzado, sí que será recomendable utilizar siempre 3 capas, por su resistencia y sobre todo por los problemas que para fabricar puede suponer usar 2. Esto se entiende fácilmente viendo las diferencias entre 2 y 3 capas:

2 capas: Se lamina la membrana sobre la capa exterior. Para evitar que la membrana se dañe por la parte interior, la prenda deberá llevar un forro, que suele ser de rejilla.
3 capas: Se lamina la membrana entre una capa interior y otra exterior, quedando todo unido. A simple vista, parece un solo material grueso; en el va todo “emparedado”.

Evidentemente, es sencillo incorporar un forro suelto de rejilla a una chaqueta, pero no lo es tanto a una bota, ya que este forro se rompería con suma facilidad, dejando sin protección a la membrana. De ahí que la mayor parte de calzado con membrana utilice el sistema de 3 capas, mucho más resistente y duradero.

El que el calzado lleve membrana es importantísimo. Aunque el exceso de calor y de humedad en los pies no causa habitualmente problemas tan graves como los que puede producir una chaqueta (deshidratación, hipotermia si una vez sudados nos quitamos ropa, etc.), hay que tener en cuenta que una chaqueta se puede abrir, lleva ventilaciones, podemos quitárnosla: las botas no. Y en caso de un descenso brusco de temperatura, las consecuencias de llevar los pies mojados pueden ser muy negativas. Por no hablar de la incomodidad y el cansancio que supone caminar o hacer alpinismo con los pies mojados, recalentados e hinchados.

Los test que más adelante mostramos, con datos ofrecidos directamente por los fabricantes, muestran resultados parejos, un poco inferiores para el Goretex® Classic®, con diferencias inapreciables sobre el terreno.

Que las diferencias sobre el terreno sean inapreciables se debe a que es tanto o más importante la forma de construir la prenda que el tipo de membrana que ésta incorpore. Y esto depende del fabricante de la prenda, no del fabricante del tejido y la membrana.

Ni el material que evapora más cantidad de vapor de agua al día es capaz de eliminar el sudor que se desprende durante una actividad intensa. Por eso las chaquetas y pantalones llevan cremalleras de ventilación. Así que la marca que investigue y sepa diseñar correctamente una prenda, y utilice un sistema eficaz que aleje el sudor del cuerpo hacia la membrana, manteniéndonos secos, independientemente del tiempo que la membrana tarde posteriormente en evacuar ese sudor al exterior, tendrá una chaqueta mejor que quien utilice un material que evacue más rápido, pero mantenga el cuerpo húmedo.

Importantísimo es el tratamiento externo de repelencia al agua. Tiene que ser muy bueno y resistente al uso, ya que si no, aunque la membrana haga que la prenda continúe siendo impermeable, la humedad que se acumula en el tejido exterior bloquea las salidas de vapor de agua, y la transpirabilidad se ve reducida al mínimo.Estos factores deberían ser los más importantes a la hora de elegir nuestro material. Escoger una marca de ropa de montaña contrastada y de confianza, con buenos acabados y excelente diseño interno que nos mantenga lo más seco posible el cuerpo, y un tratamiento exterior de repelencia de agua muy duradero que evite que la transpiración se bloquee. Es mejor pagar más por un diseño adecuado y unas terminaciones de garantía que por el nombre de la membrana. También debería hacernos dudar el encontrar membranas caras en marcas con precios muy reducidos: probablemente el ahorro esté en el diseño y calidad de construcción, factor fundamental para el funcionamiento de la prenda por encima de la membrana en si.

Antes de ver unos datos ilustrativos del rendimiento de las membranas en laboratorio, vamos a explicar unos conceptos básicos.

Sistemas:

Laminado: Es el empleado por Goretex®, Membrain®, Conduit®. La membrana va laminada a un material soporte que la protege y sujeta.

Inducidos: Usado por Triplepoint® o Hyvent®. Son sistemas en los que el tejido base se baña con moléculas que lo penetran y lo recubren, formando un solo material que compone la membrana. Mucho más resistentes al desgaste.

Dentro de ambos sistemas podemos diferenciar:

• Membranas de microporos, como Goretex® o Triplepoint®. Los microporos son miles de veces más pequeños que las gotas de agua, pero cientos de veces mayores que el vapor de agua. Esto hace que el agua exterior no pueda entrar, siendo impermeable, pero que el sudor interno evaporado sí que pueda salir, resultando transpirable.

• Membranas de moléculas hidrofílicas e hidrofóbicas, como Conduit® o Membrain®. Las moléculas hidrofílicas recogen la humedad interna, por contacto la envían a moléculas hidrofóbicas que la rechazan expulsándola hacia el exterior a otra hidrofílica, y así sucesivamente hasta el exterior de la prenda.

Mediciones técnicas:

Impermeabilidad: se mide en PSI (Pounds per Square Inch, libras por pulgada cuadrada). Mide la resistencia estática a la presión de agua que resiste un tejido. A mayor valor, mayor impermeabilidad. Un mínimo eficaz para uso común en montaña sería 25 PSI, que equivale a una columna de agua de 10000 mm. Para uso total en condiciones extremas, lo ideal es 40 PSI o superior.

Transpirabilidad: se mide en RET, (Resistant to Evaporation Transfer), índice de resistencia a la evaporación. Es inverso, es decir, a mayor número RET, mayor resistencia y menor transpirabilidad. Se considera que un material es extremadamente transpirable por debajo de 60 RET. Como orientación, decir que 50 RET equivale a una membrana que puede evacuar 25,000 gr/m² en 24 horas

Resistencia al agua del tejido exterior: se mide por medio del Spray Test. Un buen índice es a partir de 80/20, número que indica que el 80% del material sigue manteniendo la repelencia al agua tras 20 ciclos de lavado. Esto no tiene nada que ver con la membrana, y dependerá de cada fabricante de ropa, del tejido que utilice para apoyar la membrana y del tratamiento de repelencia empleado.

Resistencia al viento: 0 CFM, 100%, significa que es completamente resistente al viento, y que corta el 100% del viento que recibe.

Los datos siguientes están extraídos de tests de laboratorio realizados por las propias marcas (pinchando en el nombre podréis acceder a los datos originales). Tenemos en preparación un test imparcial y en profundidad que combina tanto datos de laboratorio como pruebas de campo y funcionamiento real, que próximamente podréis leer en nuestros Cuadernos Técnicos.

Respecto a los datos del Goretex® Classic®, creemos que están más actualizados los que se pueden leer en la página de Membrain® que los que se pueden ver en la página de Goretex® así que tomamos los primeros como válidos, ya que la bajísima transpirabilidad que indica esta última web debe corresponder a materiales más antiguos.

Impermeabilidad Transpirabilidad Cortavientos
GoreTex® Classic®
2 capas
3 capas

40+ PSI
40+ PSI

Ret 55 (hasta 90 según Gore)
Ret 80 ( Ret <130 según Gore)

0 CFM, 100%WP
0 CFM,100%WP
GoreTex XCR®
2 capas
3 capas

40+PSI
40+PSI

Ret <=45
Ret <=60

0 CFM, 100% WP
0 CFM, 100%WP
MemBrain®
2 capas
3 capas

40+PSI
40+PSI

Ret50
Ret60

0 CFM, 100%WP
0 CFM, 100%WP
HyVent®
2 capas
3 capas

60 PSI
60 PSI

Ret 50
Ret 60

0 CFM, 100%WP
0 CFM, 100%WP

Hyvent® es el sistema usado por The North Face en algunas de sus prendas, MemBrain® es usado por Marmot. Estos datos los podemos extrapolar sin apenas variaciones a otros sistemas como el Triplepoint® de Lowe Alpine, Texapore® de JackWolfSkin, membrana eVent®, Conduit® de Mountain Hardwear, Aquafoil® de Berghaus, etc.

Lo primero que destaca es la impermeabilidad total y la total resistencia al viento de todas las membranas. Así que las diferencias tendrán que buscarse en la capacidad de transpiración. Y podemos ver que éstas son mínimas, y desde luego menos importantes que otros factores que hemos nombrado antes, como la calidad y diseño de la prenda, o el tratamiento de repelencia al agua.

Vemos que las diferencias entre unas y otras son muy poco significativas. Podemos ver una ligera ventaja del Goretex® XCR® de 2 capas respecto a los demás, muy poco apreciable, y una desventaja del Goretex® Classic® respecto al resto de membranas.

En definitiva, es el propio mercado es el que iguala las prestaciones: es difícil que una marca de confianza utilice su propia membrana si su rendimiento es inferior al resto; y es difícil que alguien mejore de manera significativa la capacidad de transpirabilidad de su membrana sobre las demás.

Es el momento de empezar a valorar qué es lo que realmente necesitamos según el uso que le vayamos a dar, y elegir sin prejuicios entre las múltiples posibilidades que las marcas de más confianza nos ofrecen hoy en día: The North Face, Haglöfs, Lowe Alpine, Marmot, Mountain Hardwear, Berghaus, Grifone, Trangoworld, Jackwolfskin, Peak Performance, Helly Hansen, Patagonia….

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: