Posteado por: antuche | octubre 17, 2008

Libros(1)7000 metros. Diario de supervivencia

Libro Recomendado por Antuche

7000 metros. Diario de supervivencia

Llegar a la cumbre del Aconcagua es algo que muchos desean, para volver a bajar. Para Fernando Garrido, llegar implicaba el inicio de dos meses en su cumbre. Este libro es el diario de su permanencia, con mucho más detalle de lo que el propio autor cree

Fernando Garrido. 700 metros. Diario de supervivencia. Martínez Roca, Barcelona. 1986. 193 páginas. ISBN: 84-270-1080-X

Tengo espíritu aventurero, y le soy fiel porque de ese modo puedo tener ilusión y hacer las cosas con más entusiasmo.

Hablar de alta montaña significa hablar de altitud, de problemas fisiológicos a los que uno se debe enfrentar y aclimatar para poder subir sin problemas. Para Fernando Garrido, hablar de alta montaña significó en un momento dado, un reto: pasar más de sesenta días en la cumbre del Aconcagua, la montaña más alta de América. Se trataba de romper un reto y establecer un récord:

“¿Cuál es mi objetivo? Una apasionante experiencia personal en condiciones de máxima resistencia y aislamiento social, con mínimos estímulos sensoriales. Pienso que esto puede resultar interesante desde el punto de vista psicológico, médico, de nutrición, de prueba de materiales, etc. Tengo como objetivo secundario, y es el de intentar descender con esquíes desde la cumbre del Aconcagua. Según mis informes, este descenso no se ha realizado nunca completamente, y para un profesor de esquí como yo supone una tentación irresistible.” (p. 29)

Fernando Garrido no fue el primero en pensar en ese tipo de vivencia pues ya “…el médico francés Nicolás Jaeger, que en 1979 estuvo 60 días exactamente a 6,768 metros en el Huascarán, en Perú.” (p. 28) Así, Fernando quiere romper ese tiempo de estancia, pero 200 metros más alto, en la mayor montaña de América.

Como proyecto de los años 80, es interesante y tuvo la misma suerte de muchos otros proyectos importantes: la falta de patrocinadores realmente interesados. Fernando y su novia Maribel viajan al Aconcagua con apenas lo suficiente y ahí consiguen más patrocinadores y amigos que les ayudan en lo posible. Sus amigos radioaficionados serían quienes le aportaran el mayor beneficio porque así deja de estar incomunicado y al final consigue más patrocinadores y hasta las palabras de felicitación del rey de España.

“No me gusta ese rollo del récord, pero la gente, en general, entiende mucho menos lo que significa pasar dos meses a 7,000 metros que el hecho de que batas un “récord mundial”…, o sea que no me queda otra posibilidad si quiero pagar mis deudas y volver a hacer expediciones…” (p. 132)

Finalmente, tras 65 días en la cumbre del Aconcagua, Fernando Garrido baja de la montaña y es ayudado por sus amigos, pues ha perdido mucho peso y tiene congelaciones de segundo grado en los pies. En su estancia ha visto llegar a algunos a la cima e incluso ayudó a un japonés que salía de la cara sur dejando a su compañero muerto.

El libro es interesante y recomendable porque es el diario de estancia de alguien que no es escritor, pero con un buen resultado, pues la narración es bastante ágil y de repente sorprende la claridad con que expone los resultados, sobre todo sin ser monótono. Tiene un apéndice del planteamiento médico de su estancia, otro que es una guía mínima del Aconcagua, listas de material, etc.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: